09 noviembre 2010

Mario Strikers Charged Football

Caratula de Mario Strikers Charged Football
Mario hace vibrar a los dueños de Wii, con una serie de títulos excelentes -uno mejor que el otro-. En este caso, Mario Strikers Charged Football al plomero y compañía a jugar partidos del deporte rey. Luego de haber probado suerte en el basquet, Nintendo se animó a llevar a sus grandes figuras a este nuevo terreno de juego, en el que no faltan las peleas y las tarjetas rojas. Cada equipo, formado por 4 jugadores en lugar de los típicos 11, se pone la camiseta para desafiar a todo el mundo.

Personajes ocultos:
Puedes obtener capitanes secretos, a medida que triunfes en las diversas modalidades de juego (estando desconectado) en “Camino a la Copa Striker”:
- Obtienes a Bowser Junior ganando la Copa de Fuego.
- Si quieres a Diddi Kong, tienes que alcanzar la Copa de Cristal.
- Por último, para sumar a Petey Piranha al equipo, debes superar la Copa Striker.

Todas las Tarjetas:
A medida que finalizas cada una de las 12 competiciones, obtienes una tarjeta de personaje a modo de reconocimiento. La primer tarjeta que uno puede ganar, es la de Mario. Y la última, la de Diddy Kong. En el medio de ambos, están 10 figuras más que pertenecen a la clásica serie de Mario.

2 comentarios:

  1. Hola visite tu blog http://nintendoguias.blogspot.com/ y me resulto muy agradable, tienes información muy interesante sobre el mundo de los videojuegos, me encantaría que intercambiáramos links con una red de blogs que administro y de esta manera ayudarnos mutuamente a difundir nuestras páginas.
    espero tu gentil respuesta.

    muchos saludos

    Maria Jose
    delpilar1011@hotmail.com

    ResponderEliminar

Por favor, procura que tus comentarios estén relacionados con esta entrada. Intenta también no insultar ni usar palabrotas, escribe correctamente, esto no es un sms y no te cobraré por el número de caracteres, respeta a los demás lectores de este blog. Los comentarios off-topic, burdamente promocionales, ofensivos o ilegales serán borrados sin piedad. Gracias